Endometriosis ¿La enfermedad qué poco se habla?

0 Comment

La endometriosis es una de las enfermedades más frecuentes en las mujeres en edad fértil y que menos se conocen. Alrededor de una de cada diez mujeres sufre endometriosis y muchas de ellas no están diagnosticadas.


En condiciones normales, el endometrio es el tejido que recubre el interior del útero y tiene como función la de acoger el embrión justo después de la fecundación. Durante el ciclo menstrual sufre cambios en respuesta a las hormonas y acaba desprendiéndose durante la menstruación de forma natural. En las mujeres con endometriosis, uno o varios focos de tejido endometrial se sitúan fuera de la cavidad del útero produciendo sangrados (similares a la menstruación) en partes del cuerpo donde no deberían, como la cavidad pélvica, las trompas uterinas o los ovarios, lo que produce dolor e inflamación.

¿Cuáles son los síntomas de la endometriosis?

– Dismenorrea (dolor en el periodo menstrual). En el 60% los casos de mujeres que padecen dismenorrea se debe a la endometriosis, asegura Torres.

– Infertilidad. El 30% de mujeres que consultan por dificultad para quedarse embarazadas es por causa de esta dolencia.

– Dolor pélvico crónico. Hasta el 80 % de mujeres que consultan un médico por dolor pélvico crónico se debe a esta enfermedad.

– Hemorragia uterina disfuncional, sobre todo cuando este tejido endometrial se localiza en capas más internas del útero, también llamado adenomiosis.

-Las Mujeres con endometriosis suelen sufrir molestias gastrointestinales, principalmente gases; problemas para digerir, diarrea y estreñimiento, estómago delicado o intolerancias alimentarias, sensibilidad no celiaca al gluten/trigo desde la infancia/adolescencia.

-También puede acompañarse de migrañas premenstruales o en la ovulación que pueden durar días enteros.

– No obstante, en muchas ocasiones puede ser una enfermedad asintomática y diagnosticarla en revisiones rutinarias mediante ecografía ginecológica o en cirugías realizadas por otros motivos en la cavidad abdominopelvica.

Dependiendo de la localización y el número de focos, la severidad de la enfermedad variará en cada mujer. Aunque es importante destacar que la intensidad del dolor no está asociada a la severidad de la enfermedad. Por ejemplo, existen mujeres con endometriosis severas con síntomas leves y otras con endometriosis más leves que sufren intensos dolores. Además, como el tejido endometrial reacciona a los cambios en los niveles hormonales, los síntomas suelen empeorar durante la menstruación, pero mejoran durante el embarazo o la menopausia, cuando las hormonas no estimulan estos focos de tejido endometrial.

” La endometriosis es una enfermedad crónica que afecta sólo a las mujeres y personas con útero”

¿Qué tratamientos hay para la Endometriosis?

Los tratamientos varían tanto como la diversidad de síntomas que experimentan las mujeres que lo padecen. Es muy importante que el tratamiento sea individualizado ya que la diversidad de afectación es casi infinita. En la gran mayoría de los casos, un tratamiento antiinflamatorio combinado con uno de regulación hormonal puede reducir los síntomas y ayudar a frenar el avance de la enfermedad.

En casos más extremos, la cirugía es necesaria. La extirpación del útero o matriz se conoce como histerectomía –puede ser total o subtotal, cuando solo se extrae el cuerpo del útero y se mantiene el cérvix o cuello uterino.

La aparición de la enfermedad indica que el rango más frecuente está entre los 30 y los 45 años. Lamentablemente existe un retraso del diagnóstico de entre 8 y 12 años de media, desde la aparición de los síntomas hasta el diagnóstico definitivo.

“La endometriosis afecta al 10% de las mujeres en edad reproductiva”

El primer paso es aliviar o eliminar el dolor mediante fármacos, tanto analgésicos como hormonales, cuya finalidad de estos últimos es disminuir el nivel de estrógenos en ese tejido endometrial ectópico o fuera de lugar, para que no se desarrolle y provoque sangrado e inflamación en la cavidad abdominopelvica.

Con un buen asesoramiento , un cambio de hábitos de vidareduciendo la exposición a estrógenos en alimentación y ambiente, usando productos de higiene femenina hipoalergénicos y de materiales ecológicos como la copa menstrual o las compresas de algodón ecológico.

Acude a una ginecóloga y endocrina que sea experta en endometriosis y trabajando los aspectos psicosexuales de la enfermedad.

Te vamos a recomendar que visites Endomadrid donde podrás encontrar información, asesoramiento y servicios especialidades.

#MenstruaciónSostenible #otramaneradevivirtuciclo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *