¿Qué contiene la sangre menstrual?

0 Comment

La Universidad de Granada, ha realizado un estudio pionero que analiza la sangre menstrual. En mujeres en edad fértil que producimos y liberamos una vez al mes durante unos 40 años.

Gracias al uso de la copa menstrual, que les permite recoger íntegra y limpiamente la menstruación. Una clara diferencia respecto a otros dispositivos, como compresas y tampones, que absorben la regla e impiden su recogida.

Muchas de las cosas que nos rodean, que inhalamos e ingerimos contienen parabenos u otros tóxicos que pueden afectar a nuestra salud. Son los conocidos como disruptores endocrinos. Su relación con el desarrollo de enfermedades reproductivas, trastornos del metabolismo, problemas cardiovasculares y cáncer.  Para medir la presencia de todos estos contaminantes químicos en nuestro cuerpo, los laboratorios suelen analizar muestras de suero, orina y esta vez también con la sangre menstrual.

 El estudio de la sangre menstrual les permite, medir el volumen de la menstruación y estudiar a fondo su composición.

¿De qué esta compuesta la sangre menstrual?

La sangre menstrual está compuesta de agua, diversas células muertas del endometrio, lípidos y proteínas. También de algunas hormonas como la progesterona y un componente de suma importancia para nuestra salud: células madre. Las células madre tienen una alta capacidad de regeneración de tejidos corporales. Es por eso que ya se usan en laboratorios de crio-genética para curar enfermedades celulares como la leucemia o el cáncer.

Lo que hasta ahora no se sabía es que, además de todas estas sustancias, la sangre menstrual también contiene contaminantes químicos.

Por mucho que nuestro organismo se esfuerce en asimilar los parabenos, es imposible. En su afán por conseguirlo, los transforma en derivados más sencillos que puedan ser expulsados fácilmente por la orina. Sin embargo, nuestro sistema excretor no es completamente efectivo. De forma que estas sustancias tóxicas pueden acumularse en diferentes sitios de nuestro cuerpo como son: El tejido placentario, la leche materna y la sangre menstrual.

Tras corroborar y medir la presencia de parabenos en la sangre menstrual, ahora las investigadoras buscan establecer relaciones entre estos tóxicos y varios trastornos. Entre ellos, el aumento de sangrado, los desórdenes menstruales o la endometriosis.

Conociendo bien nuestra menstruación cada día somos más consciente de los beneficios del ciclo menstrual y podemos ayudar a nuestro cuerpo a vivirlo de otra manera.

#menstruacionpositiva #menstruación #miciclo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Únete a nuestra Newsletters y recibe un regalo de Bienvenida por tu primera compra.

¡5% de Descuento!